Inicio > Proponentes > Proyecto Ipiranga: Darle luz al barrio

Proyecto Ipiranga: Darle luz al barrio

Nos reunimos con los integrantes de la Comisión Proyecto Ipiranga en Villa del Cerro, con el apoyo del barrio ganaron el Presupuesto Participativo en el ciclo 2018. Entrevistamos a Juan Olivera presidente de la organización, Jorge Rodríguez concejal vecinal y secretario de la misma y a Luis Eduardo, integrante y cooperativista del barrio.

Entrevista: 

- ¿De qué forma nació la Comisión Proyecto Ipiranga?

Juan Olivera- Comenzó con la idea de tener gimnasio de boxeo en este lugar, pero empezamos a ver la realidad de alrededor y observamos que el barrio necesitaba un centro cultural y deportivo con distintos tipos de talleres. Lamentablemente era una zona muy oscura, con mucha delincuencia, carencias, malos hábitos, lo que cambió con el Presupuesto Participativo al brindarnos la oportunidad de darle un poco de luz al barrio y generar beneficios para el vecino.

Luis Eduardo- Con los vecinos empezamos a limpiar, pintar e iluminar el lugar. Después realizamos actividades sociales, con escuelas, el Día del Abuelo y del Niño, de deporte, de baby fútbol y recitales en vivo. Luego surgió la posibilidad de presentar el proyecto y en conjunto con las cooperativas de vivienda que nos rodean, empezamos a imaginar qué se podía hacer en el lugar.

Jorge Rodríguez- Uno de los grandes logros de la comisión fue la integración del vecino, cuando empezaron las jornadas de limpieza, se le dio forma y luz al lugar. Un tiempo atrás nadie venía y ahora ves a los gurises jugando al fútbol, al vecino y la vecina tomando mate, cambió el barrio.

- ¿Cómo surgió la idea de presentar el proyecto al Presupuesto Participativo?

LE- Vimos que era un lugar increíble y estaba solo, sin ningún tipo de aprovechamiento. Es antiguo, pero tiene una muy buena estructura y qué mejor que aprovecharlo para el barrio. Cuando escribimos el proyecto pensamos: ¿qué le falta al barrio?, una policlína barrial, porque la más cercana queda en la curva de Grecia, o una guardería, donde los padres dejen a sus hijos cuando van a trabajar. Observamos que es más factible la guardería barrial, porque hay compañeros que son docentes y pedagogos. A su vez, en el salón más chico vamos dar todo tipo de talleres, utilizando nuestras capacidades, tenemos compañeros músicos, por ejemplo, que pueden enseñar música, hip-hop y percusión, para adultos y niños. Por otra parte, la idea de cerrar con acrílico la estructura, surgió de la necesidad que plantearon los vecinos de tener un tablado y organizar otros tipos de eventos, de mejor calidad y más seguridad. También es una zona hermosa con una vista preciosa para que la gente lo visite. En definitiva, transformarlo en un lugar pensado para todos los actores sociales del barrio.

- ¿De qué forma se movilizaron para obtener votos?

LE- Nos reunimos como comisión regularmente y siempre tratamos de hacer una planificación y estrategias. En eso nos basamos y la fuimos cumpliendo. Dentro de esa estrategia vimos la propaganda tradicional como pancartas, volantes, promoción por parlantes y pintadas de muro, que al día de hoy nadie rayó. También tuvimos apoyo de los medios escritos de la zona y radios comunitarias como “Crazy”, “La Cotorra” y “El Tejano”. Visitamos a los vecinos explicando lo que pretendíamos y entregando volantes. Recorrimos ferias y nos acompañaron los tambores de la comparsa del barrio. La Terraza también nos apoyó, como nosotros los apoyamos a ellos en el ciclo anterior.

- ¿Cuáles son los objetivos del proyecto?

JO- La idea generar un espacio que brinde un abanico de oportunidades a la gente del barrio que tiene ganas de hacer lo que le gusta. También seguir con el entorno, por ejemplo, se está desmalezando el monte entonces queremos concientizar y cuidar el medioambiente. Además, poder trabajar con los gurises, enseñarles la cultura del Cerro, la cual es muy rica y que a su vez puedan transmitirla a los turistas que nos visitan.

LE- Queremos que los talleres sean para todas las edades, que los gurises estén enfocados en algo positivo, sin tanta tablet, televisión, violencia y se nutran culturalmente. A su vez, no queremos quedarnos sólo con esta propuesta, apostamos al futuro, tenemos ideas para desarrollar, pero creemos que hay que ir paso a paso, valorar y cuidar la zona, unir más proyectos. La idea es abarcar varias partes del Cerro, hacerlo un lugar turístico y si es posible, generar una cooperativa de trabajo para la gente del barrio que la necesite.

- ¿Qué les generó haber ganado?

JR- Te llena de satisfacción, ver el reconocimiento del vecino, con el apoyo de los votos, luego de varios años de mucho sacrificio para recuperar este espacio.

JO- Fue una gran recompensa, saber que hacía más de 100 años que esto estaba abandonado y se pudo lograr hacer algo a beneficio.

LE- Es un salto cualitativo muy importante, porque sabemos que nos abre otro tipo de puertas, nuestro objetivo es hacer actividades para que la gente esté bien, se distraiga y lograr mejorar este espacio.

 

Compartir