Inicio > Proponentes > Miguel Martínez: “El baby fútbol saca niños de la calle”

Miguel Martínez: “El baby fútbol saca niños de la calle”

Miguel Martínez, en representación de cinco clubes de Baby Fútbol (Cerromar, Covicenova, Sauce, Pablan y Las Flores) de la Zona 17, presentó una propuesta al Ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP), con el fin de realizar mejoras en las infraestructuras de dichos clubes. La obra fue electa con 708 votos y se ejecutará en el período 2014-2015.

Entrevista: 

¿Qué lo llevó a presentar la obra?Enterarnos de la existencia del PP, esta "ayuda" que la Intendencia da.¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al Presupuesto Participativo?A través de la comunicación por parte del Centro Comunal Zonal (CCZ) y de la televisión. Además, el presidente de la Liga Hugo Rousseaurie -como también trabaja dentro de la Intendencia- presentó la idea de hacer una obra con todos los cuadros de baby fútbol de la zona.¿Cómo fue el proceso de decisión?La idea se presentó y él mismo la encabezó, pensando que íbamos a pedir lo que cada club necesitara. La idea de nosotros es hacer cerramiento, los baños, sanitaria, hacer otra cancha de fútbol con bitumen, y si se da, una tribuna.¿Recibió ayuda en la elaboración de la propuesta?No. El que encabezó el proyecto fue Hugo; después justo se enfermó y quedamos representantes en cada zona, como yo. Él fue el de la idea y quien nos agrupó.¿Cuáles son los beneficios que presenta? ¿Y las principales expectativas que se tienen a partir de su ejecución?Colaborar con los vecinos y tener la cancha de baby fútbol para todos los niños del barrio, que es lo principal. El baby fútbol se mantiene hace 45 años con el apoyo de los niños y sus padres. Sacamos niños de la calle, eso es lo más instruyente de todo. Los niños van a la escuela y cuando salen, van dos veces por semana a practicar. Vienen chiquilines de 3 a 13 años y también chiquilinas; tenemos baby fútbol femenino para niñas de 8 a 13 años.¿Es la primera vez que la obra es presentada?Si, es la primera vez.¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?Fue una alegría para todos: los directivos, los padres y los vecinos. También una alegría grande ganar, llegar a la votación. Todos hicimos campaña por el baby fútbol en toda la zona, para que votaran el proyecto. En nuestra Liga hay cinco clubes del Cerro; en La Teja hay dos, de Colón hay tres o cuatro más dentro de distintos CCZ, pero con el mismo fin. Somos de la liga Teja Capurro, y eso fue lo que nos dio el impulso para unirnos. Tenemos 120 chiquilines, que son como 200 votos de los padres, y de repente vota el abuelo, el tío, el hermano; así llegamos al fin.¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?Es muy buena; es la esperanza que le da a uno para seguir luchando. La colaboración que viene de la Intendencia -que es lo principal- siempre se critica, pero también hay que ver las partes buenas.

Compartir