Inicio > Proponentes > Hugo Davenia: “El PP como herramienta es tan buena como la descentralización en su conjunto”

Hugo Davenia: “El PP como herramienta es tan buena como la descentralización en su conjunto”

Hugo Davenia, como vecino de la zona del Municipio C, presentó la propuesta para la recuperación del espacio público en la Rambla Costanera Francisco Lavalleja. La idea logró 415 votos, se le asignó un monto de $1.800.000 y en el Ciclo 2013  del Presupuesto Participativo (PP) fue por segunda vez presentada al programa. Esta última vez se propuso un enfoque “polifuncional”, es decir, con áreas de estacionamiento y de parquización. 

Entrevista: 

¿Qué fue lo que te llevó a presentar la obra?Es una propuesta que no es la primera vez que se presenta, se planteó en un PP anterior y por pocos votos, no ganó. Este proyecto surgió porque en la rambla costanera Francisco Lavalleja hay una parte de la vereda que está bastante mal. Además, hay un sector más ancho, que es de tierra, que se utiliza como estacionamiento y por las lluvias, se forman pozos, lo que provoca una desprolijidad estética y un camino irregular para los peatones. El primer proyecto lo armó una arquitecta. En el mismo no se pensó en poner un estacionamiento, sino en desarrollar un área de parquización como continuación del parque del arroyo, e incluyó la mejora de la iluminación. Cuando presentamos la iniciativa con un amigo nuevamente, la pensamos de forma mixta porque la “zona bus” sobre Millán generó un mayor movimiento de vehículos. Al ver esa situación, sumado a que están el Prado y el Museo Blanes, creímos conveniente que podía ser mixto: una parte que contemple el estacionamiento con una diagramación acorde y con una buena accesibilidad por la vereda,  y otra parte que esté iluminada,  parquizada y en la que el vecino que quiera, pueda estar ahí.¿Cómo se enteraron de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?Fui concejal en la zona y también militante social. Cuando se concretó la formación de los Centros Comunales Zonales (CCZ), soy un defensor de sostener la descentralización. Es fundamental en los barrios por la participación, aunque en este momento es difícil de utilizarla como herramienta porque la gente no sabe cómo puede hacerlo. Con el PP me pasa lo mismo y es una herramienta muy importante a la cual aporto mi granito de arena, cuando formulamos un proyecto o cuando hablamos con la gente para promoverlo.¿Cómo fue el proceso de decisión?Pienso siempre que en los proyectos, si uno insiste sobre lo anterior, hay un desgaste. A partir de las resoluciones que se tomaron, como la ejecución de la zona Bus, que requiere que la gente no estacione, así como una disposición que prohíbe estacionar sobre Millán,  concluimos que si nuestra idea no salía por el Presupuesto Participativo, se podía trabajar en conjunto con el comunal o el Municipio. Por ejemplo, el Instituto de rehabilitación “Tiburcio Cachón” propuso recuperar una calle y vereda bastante estropeada y que, al mismo tiempo, sea accesible. No salió porque tuvo muy pocos votos pero la alcaldesa se enteró de eso, nos consultó, planteamos las dificultades que teníamos y, luego de un tiempo, el tema se solucionó. Existen varias vías y algunas demoran más que otras, pero el vecino puede ir con propuestas alternativas. El Museo Blanes, el Instituto Blanes y el Instituto Anglo son lugares que necesitan un estacionamiento, y nuestro proyecto podría solucionar transitoriamente ese tema. En determinado momento la idea era hacer una parquización o plazoleta, pero ahora se formulo de manera polifuncional, así lo pensamos.¿Recibieron algún tipo de ayuda para elaborar la propuesta?No, porque teníamos lo que hizo la arquitecta, que es vecina del barrio y además fue concejala. Ella, al trabajar siempre en la Comisión Permanente del Prado, tenía una visión de lo que se podía hacer. La base del boceto fue esa, después nosotros agregamos de que se podía gestionar un 50% o un poco más de estacionamiento del área y los arquitectos del CCZ o el Municipio lo verán. En el caso del presupuesto, lo redacté yo porque mi compañero estaba con problemas de salud, él lo revisó y luego lo presenté.¿Cuáles son los beneficios y expectativas que tienen a partir de su ejecución?Los beneficios son mejorar el aspecto estético y de convivencia porque va a haber un ordenamiento y no se va a crear ningún terreno baldío.  El objetivo es lograr coordinar todas esas cosas, que para algunos puede ser una utopía pero para mí no. Es cuestión de trabajar con la gente que va a utilizar ese predio: el del kiosco, el que venda artículos y así podemos lograr el ordenamiento que la zona se merece. La principal expectativa es que se haga lo antes posible. Por otro lado, también pretendemos que funcione  correctamente. Lo que le falta al PP es que que luego de ejecutada la obra no haya una iniciativa de vínculo, de pertenencia, es decir, de ver que se rompió una hamaca, por ejemplo y que un herrero la arregle. Lograr que se hagan tareas de mantenimiento promueve el cuidado de los espacios. En algunas oportunidades decimos “ganamos en el Presupuesto Participativo” y después vemos que el vandalismo ataca esos espacios. Si vos no le respondes reparando o reponiendo las cosas, te gana.¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?Contento porque por un lado, de una vez por todas salió y fue iniciativa de gente que ya no estaba. Por otra parte, si uno va a los número fríos, en el parque viven 4.000 o 5.000 personas, la propuesta fue votada por 400 personas (obtuvo 415 votos) y en un complejo habitacional  como el Parque Posadas, que tiene 40 años, me hago la autocrítica de cuánto nos falta trabajar la descentralización en la gestión.¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?El PP como herramienta es tan buena como la descentralización en su conjunto, para mí es muy importante. También hay que insistir en que las personas que están dentro de las instituciones, no sea un obstáculo o una barrera cuando se involucra la gente y participa en estas actividades. Tiene que haber un ida y vuelta y en algunos casos es complicado, principalmente al hablar de la Intendencia o los Centros Comunales, que tienen sus funcionarios y una estructura armada, la cual tanto ellos como los vecinos la tienen que respetar.

Compartir