Inicio > Proponentes > Héctor y Pablo Villaverde: la propuesta tuvo un “fuerte apoyo” entre los vecinos

Héctor y Pablo Villaverde: la propuesta tuvo un “fuerte apoyo” entre los vecinos

Pablo y Héctor Villaverde presentaron la propuesta de recuperación del espacio público para jóvenes, que consiste en obras de acondicionamiento del lugar ubicado en Capitán Videla esquina Brigadier General Diego Lamas. Padre e hijo nos cuentan cómo vivieron el ciclo 2013 del PP. 

Entrevista: 
¿Qué los llevó a presentar la obra en el Presupuesto Participativo (PP)?
 H. V.: Hace muchos años que voy a la plaza y juego al basquetbol y al fútbol con mis amigos. Veíamos que estaba cada vez peor, que los juegos de niños estaban rotos y en un momento, vi el cartel del PP y nos presentamos.  
¿Cómo se enteraron de la posibilidad de presentar un proyecto al Presupuesto Participativo? 
H.V.: Hace mucho tiempo que sabíamos que existía el Presupuesto. Nunca salió ninguna propuesta por nuestra cuenta porque no surgieron ideas.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
H.V.: En una oportunidad, jugando me pinche el pie en la cancha y al estar enojado por el hecho de que estuviera rota, intenté buscar la solución.                                                                                                                         P. V.: Aprovechamos la oportunidad de presentar la propuesta a través de la página web, ya que es un sistema muy práctico e incluso permite a una persona plantearla de forma individual. La idea de los arreglos de la plaza la pensamos hace un tiempo pero se nos pasó el plazo en la edición anterior. Para el ciclo 2013, vi el formulario en internet y dije “ta, es acá”. Eso facilita mucho.
¿Recibieron ayuda en la elaboración de la propuesta?
H.V.: La idea fue nuestra y no existen muchas diferencias entre lo que nosotros queríamos hacer con lo que ya había en la plaza. Es una paradoja que se logró mucha movilización después de que la idea fue presentada.             P.V.: En la campaña, el tema de la seguridad pública fue planteado por varios concejales vecinales, quienes afirmaron que los arreglos en el espacio tendrían un impacto indirecto en ese sentido. Eso fue algo que no habíamos pensado y por eso se generó un fuerte apoyo a la idea.
¿Cuáles son los beneficios que tiene esta propuesta? ¿Cuáles son las expectativas que tienen luego de la ejecución?
H.V.: A la plaza va mucha gente cuando están bien los juegos y la cancha no está llena de raíces. Uno de los beneficios es que al arreglarla, se mantiene la cantidad de chiquilines que, a lo largo de los años, se van formando en un ámbito social y, como en el caso mío, conocen amigos que  luego forman parte de su vida. Además se podrá integrar a las familias al espacio.                                                                                                                                                                                                                                                                                            P.V.: Otro beneficio es mejorar las prácticas deportivas de los gurises y la posibilidad de recuperar un público porque los juegos para niños están muy deteriorados y eso deja afuera a una población del barrio que no los puede usar. También pensamos en sumar a la gente que realiza actividad física porque, al agregar aparatos de gimnasia, tienen otro beneficio más.
¿Esta obra es la primera vez que la presentan? ¿Presentaron alguna propuesta en ediciones anteriores?
H.V.: Sí, es la primera vez que la presentamos. Además participe en el arreglo de la cancha de basquetbol del Club Layva.
¿Recuerdan cómo se sintieron al enterarse que la propuesta había sido electa?
H.V.: Sorprendidos, porque tuvimos mucha ayuda que no la habíamos tomado en cuenta. Mucha gente votó la propuesta por la seguridad.                                                                                                                                                                                                                                                                                                      P.V.: La campaña intentamos hacerla de la manera que nos pareció más sencilla, de forma electrónica, a partir de los jóvenes y por facebook pero consideramos que no nos daban los votos. En los últimos días y el día anterior a la votación hicimos campaña puerta a puerta en el barrio pero no nos dio la paciencia y vimos que los votos nos alcanzaban. También se dio una dinámica por fuera de nuestro control que fue muy graciosa, porque había gente que promocionaba la propuesta fuera de la sala de votación.
¿Qué valoración personal le otorgan ustedes al PP como herramienta?
H.V.: Es un logro poder seguir disfrutando de algo que está hace diez años pero hacerlo en buenas condiciones.  En mi caso, la plaza me marcó mi infancia porque pasé mucho tiempo allí y podría seguir haciéndolo.
Compartir