Inicio > Proponentes > Guruyú Waston: “Queremos sacar a los gurises de la calle y llevarlos a hacer deporte”

Guruyú Waston: “Queremos sacar a los gurises de la calle y llevarlos a hacer deporte”

La Institución Deportiva Guruyú Waston tendrá su cancha techada a raíz de la propuesta del Presupuesto Participativo 2016 que, electa con 1520 votos en el Municipio B, se convirtió en la segunda más votada del departamento. El club tiene entre sus metas ser un centro de contención social para los niños y jóvenes de Ciudad Vieja. Al tratarse de un predio no municipal, el club deberá cumplir con contrapartidas que permitan a la comunidad hacer uso del local. Para la ejecución del proyecto se destinarán $ 3.000.000.  El portal PP dialogó con dos integrantes de la institución, quienes coincidieron en que es necesario que el club renazca, pero que para ello fue fundamental haber ganado la propuesta del PP.

Entrevista: 

¿Qué los llevó a presentar la propuesta?

Daniel Sio - Queremos hacer renacer el club y de esta forma vimos la posibilidad de poder empezar a crecer de a poco, con ayuda de la Intendencia porque no contamos con ningún fondo. Lo fundamental es poder construir un gimnasio para el barrio, que en este momento no tiene.

¿Cuántos años tiene la Institución Deportiva Guruyú Waston?

Eduardo Cóppola - Es una fusión. Guruyú era un club de waterpolo, fundado en 1934, que funcionaba en el predio en el que estamos (enl a esquina de Maciel y Reconquista) y en la escollera tenía una chata para enseñar a nadar a los que no podían pagar un club. El Waston es un club de básquetbol fundado en 1938. Lo que sucedía siempre era que el que nadaba también jugaba al básquetbol. Estábamos separados pero era todo lo mismo, hasta que en 1998 nos fusionamos y ahora nos llamamos Institución Deportiva Guruyú Waston.

¿Ya habían presentado alguna propuesta al PP?

EC - No, es la primera vez.

¿Cómo se enteraron de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?

EC - Porque yo tengo un amigo que es concejal y me propuso que nos presentáramos. Lo hicimos más que nada para probar, porque al no tener un lugar de concentración y estar todos dispersos no sabíamos realmente cuánta gente nos apoyaría. Cuando nos dimos cuenta nos asustamos, porque pasamos a ser el segundo proyecto más votado.

¿Recibieron ayuda en la elaboración del proyecto?

EC - Mi amigo me lo dijo una semana antes y no me daba el tiempo de organizar todo. Pedimos un techo para la cancha y los muros perimetrales que están bastante complicados. Somos un terreno baldío y no nos asusta decirlo, son 1650 metros cuadrados donde no hay nada.

¿Qué expectativas tienen del proyecto?

DS - Estamos muy entusiasmados. Sabemos que el renacer del club se hará por etapas, paso a paso y que nos va a costar. Pero con el apoyo que nos da la Intendencia a través del PP para poder hacer el techo de una cancha ya es un gran avance. Esperemos que la gente nos apoye y poder ir haciendo algo más.

EC - Hay una cosa que es fundamental: nosotros nos pasábamos más en el club que en nuestra casa. Estábamos, por ejemplo, con chiquilines que la madre trabajaba de noche y no tenía donde dejar a su hijo, entonces se quedaba en el club haciendo los deberes. Lo usaban como una casa.

DS - Lo que queremos es rescatar el valor social del club, porque estamos en una zona media brava. Queremos sacar a los gurises de la calle y llevarlos a hacer deporte, que se sientan cuidados. Tenemos compromisos con la Intendencia para prestar el gimnasio a otras instituciones como devolución, cuanto más gente vaya mejor. Nuestra idea es que el club vuelva a renacer.

EC - Queremos darle algo al barrio, más que nada por la enseñanza que nos dejaron los mayores que ya no están. Nos enseñaron a querer a los clubes y a devolverle algo a todos los chiquilines.

¿Qué valoración personal le dan a la herramienta?

DS - La valoramos mucho. En nuestro caso es fundamental, porque estamos empezando de cero. Este fue el empujón que necesitábamos. Ahora estamos muy esperanzados.

Compartir