Inicio > Proponentes > Gabriela Kramer: “Me encantaría que tomaran todas las propuestas del PP y en base al presupuesto, las vayan haciendo”

Gabriela Kramer: “Me encantaría que tomaran todas las propuestas del PP y en base al presupuesto, las vayan haciendo”

Gabriela Kramer propuso realizar dos ciclovías en el ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP). En ambos casos, tienen como punto de origen la Facultad de Arquitectura y como punto final las Facultades de Vetetinaria y la de Odontología; la primera logró 649 votos y la segunda 517. Para cada una de las obras, la inversión será de $2.500.000 y en esta entrevista, Gabriela nos habló de detalles y sensaciones de cómo se dio el proceso electoral para ella y los grupos de ciclistas que representó. 

Entrevista: 
¿Qué te motivó a presentar la propuesta en el Presupuesto Participativo (PP)?
Me motivo a necesidad de un sistema de transporte que habilite a los ciclistas en Montevideo, para que puedan circular de forma segura por la calle y optar por este medio de transporte como cualquier otro.  Esta propuesta surgió en conjunto entre integrantes de Unibike, Unibici y Ciclovida. Nos juntamos  para ver cómo podíamos aprovechar esta instancia y presentar un proyecto coordinado entre los grupos. 
¿Cómo te enteraste de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?
A través de Urubike, que fue el grupo que propuso presentarnos. Por otro lado, me enteré a través del facebook y entre el grupo de personas que estamos en las bicicletas, nos pasamos la información de que en la ciudad de Rosario habían conseguido una red de ciclovías muy interesante con el Presupuesto Participativo. Supe que existía la instancia por Rosario, miramos las imágenes de las ciclovías con el cartel del PP y decíamos: “ah, ¿esto no se podrá hacer acá en Uruguay?”. En ese momento, desde Urubike salió la propuesta y dijeron “miren, salió el Presupuesto Participativo, ¿qué tal si presentamos las ciclovías?”.
¿Recibieron ayuda en la elaboración de la propuesta?
 Unibici ya había trabajado en el trayecto de Emilio Frugoni junto a la Intendencia y se sabía cuánto era el presupuesto, cuánto costaba por tramo y usamos esa información para poder armarla. 
¿Cuáles son los beneficios que presenta esta obra?
Los beneficios son muchos pero te voy a ser concreta: primero, el hecho de que nosotros estamos proponiendo un trayecto de ciclovía y la idea es que se pueda concretar una red de ciclovías. Si juntamos todas las que salieron en el PP, más otras que está haciendo la Intendencia, probablemente esa red está muy bien constituida. El objetivo de esto es que sea para transporte en bicicleta de forma segura, es decir, que sean zonas de circulación prioritaria para la bici y así no tener interferencias o posibles accidentes con autos, que es lo más complejo, además de no molestar a los peatones.                                                                                                                                                El transporte en bicicleta es muy saludable, para el que lo practica, descongestiona el tránsito, y en la medida de que más gente se sume a andar en bicicleta en lugar de viajar en auto, estamos aportando por ese lado.                                                                                                                                                                                      Por otra parte, es un aporte a la visión de una ciudad moderna, porque la idea de las ciclovías no se nos ocurre a los uruguayos, es parte de una tendencia mundial y ciudades como Nueva York, Boston, Barcelona y Buenos Aires, por ejemplo, que durante mucho tiempo no las tenían, ahora son lugares con redes de ciclovías preciosas, donde apuestan a ser una “ciudad del futuro”, con sistemas de transporte alternativo.                                                   Otro beneficio es el de carácter económico para las personas que se transportan en bicicleta: en este caso, nosotros lo proponemos como parte de una red que abarca a las facultades de la Udelar, pero al estar distribuidas en la ciudad, cualquier persona puede utilizarlas.                                                                                               Además, es económico para el usuario pero al mismo tiempo, es una garantía de progreso en cuanto a lo que tiene que ver con la venta de bicicletas y la indumentaria necesaria para andar, por lo que estás moviendo otra industria: la venta de bicicletas nacionales, que generan fuentes de trabajo para las personas que las venden o realizan mantenimiento.  Por lo tanto, la bicicleta es un medio de transporte alternativo que, al estar siendo implementado en otros lados, ha resultado positivo. 
¿Cuáles son las principales expectativas que tenés a partir de la ejecución?
Primero que se ejecute (risas) y de forma de que sean vías separadas del tráfico, eso me parece muy importante. En este sentido, tiene que haber una concientización de que hay que ceder algunas zonas de estacionamientos de autos, en pro de este proyecto y de ser una ciudad del futuro y saludable.  La expectativa es que la gente se vuelque a andar en bicicleta; muchas personas ya se movilizan en la ciudad, aunque lo hacen “sorteando” autos y la situación no es muy favorable. El objetivo es que mucha gente use la bicicleta y la disfrute, que se genere una cultura de la bici, como ocurre en otras ciudades en la que estamos acostumbrados a ver como Buenos Aires, por ejemplo.
¿Es la primera vez que se presentan al PP con las ciclovías?
Sí.
¿Cómo te sentiste cuándo tu propuesta, en representación del colectivo, fue electa?
Me sentí muy feliz. Tenía mucha esperanza e hicimos mucha difusión a través de las redes sociales. Luego, el día de la votación fue muy lindo porque fuimos a algunos centros a proponer el voto por las ciclovías y hubo una aceptación muy grande, la votaron más de 600 personas.
Las ciclovías fueron de las obras que más se votaron.
 600 votos en cada ciclovía en el caso del CH, o sea, que en total fueron más de 1000 votos (649 votos para la ciclovía que va a ir desde Facultad de Arquitectura a la de Veterinaria y 517 para la que va desde Arquitectura a la de Odontología). A la gente le decías “¿les interesaría una ciclovía en Montevideo?” y te respondían “si, si dame que voto”, estaban encantados con la idea y fue una experiencia muy linda. El hecho de ver a gente que no tenía ni idea de esto, independientemente de si usan o no la bicicleta y que les pareciera bien que existieran ciclovías en Uruguay, estuvo bueno.
¿Qué valoración personal tenés del PP como herramienta?
 Me parece buena, aunque todavía no paso nada. Por ahora fue proponer, obtener los votos pero no vimos el producto, es decir, no sé hasta qué punto esto va a funcionar y ojalá que se haga: lo he visto con las rampas para discapacitados y me parece muy bueno. También pienso que la votación es innecesaria y si hay propuestas que se valoran en un contexto técnico, que funcionan y son buenas para la ciudad, probablemente deberían hacerse, independientemente de la votación. A veces, hay propuestas muy buenas que la gente no las votó porque no se enteró.
O porque hay alguna propuesta que es más popular como los clubes de fútbol, por ejemplo.
Claro, tenés más gente aunque algunas veces depende de la campaña que hagas. Nosotros no hicimos una “super campaña” pero nos movimos. Hay plazitas y cosas que estarían muy bueno que las arreglen, me imagino que habrá sido la vecina del barrio que la propuso y si no se movió para hacer la campaña, quedan ahí, sin hacerse. Me parece una herramienta muy buena para recoger las ideas de los vecinos y vecinas del Municipio y plantear aquello que les parece que pueda aportar de forma positiva al barrio. En la parte de la votación, mi opinión es que le quita a algunas obras la prioridad que pueden tener y genera un trabajo extra. Me encantaría que tomaran todas las propuestas y en base al presupuesto, las vayan concretando.
Compartir