Inicio > Proponentes > Fundación Sistema de Orquestas Infantiles: el PP “construye ciudadanía”

Fundación Sistema de Orquestas Infantiles: el PP “construye ciudadanía”

Alejandra Medina representa a la Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles del Uruguay. La organización presentó una propuesta para comprar instrumentos con el fin de que los niños aprendan música y logró 557 votos en el ciclo 2013 del PP. Medina enfatizó la importancia de que el trabajo de la Fundación llega a niños y familias que “no podrían acceder a la música en otro lugar o de otra manera” y que el Presupuesto Participativo como herramienta “construye ciudadanía” porque convoca a los vecinos y vecinas a “pensar las necesidades de sus barrios”. 

Entrevista: 
¿Qué fue lo que los motivo a presentar esta obra en el Presupuesto Participativo?
Ésta es la tercera vez que nos presentamos y el proyecto implica un trabajo con niños y adolescentes en Ciudad Vieja. Lo que nos motivó fue aumentar la cantidad de niños que participan y necesitábamos dinero para comprar más instrumentos. El proyecto es “Acción Social por la Música”, que se centra en el estudio de la música y la formación orquestal, por lo que se trabaja en grupo. Poder acceder al dinero nos permite crecer y no tener que mudarlo de barrio porque hay muchos niños que son de acá, entonces nos pareció que estaba bueno que los niños y los padres, que son vecinos de la zona, se pudieran involucrar en el proyecto. 
¿Cómo se enteraron que existía esta herramienta?
A través del Centro Comunal Zonal 2 porque siempre estamos vinculados a ellos.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
El tema más importante fue que teníamos una gran cantidad de niños, cada vez se anotaban más  y no podíamos atenderlos porque no teníamos instrumentos para ellos. A pesar de eso, los chicos venían a la escuela y compartían los instrumentos.
¿Recibieron algún tipo de ayuda en la elaboración de la propuesta?
La orquesta depende de la Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles del Uruguay y tenemos un equipo técnico que trabajó en eso. Lo que hicimos con el proyecto fue escribirlo con padres de la zona, que a su vez son vecinos: fue una creación colectiva. Además nos asesoraron en el Centro Comunal Zonal 2.
¿Cuáles son los beneficios que presenta esta propuesta?
El principal beneficio es que se multiplican las posibilidades de que más niños puedan formar parte de la Orquesta. El núcleo orquestal está compuesto por 150 niños, de los cuales 65 conforman la Orquesta Metropolitana, ensayan en el Teatro Solís y ofrecen una vez al mes un concierto didáctico, los jueves a las 14 horas para escuelas de Montevideo que quieran venir a escuchar. Los otros niños integran la Orquesta Vivaldi, que funciona en la calle Florida.  La compra de estos instrumentos nos permite sumar más de 100 niños, por lo que casi se duplica la cantidad. No es solo una propuesta musical, es de acción social por la música, entonces se llega a niños que no podrían acceder al estudio de esa disciplina en otro lugar o de otra manera y al llegar a ellos, también se llega a la familia: el instrumento no queda guardado en un armario, sino que cuando se lo compra, se firma un contrato de comodato con la familia y el niño lo lleva a su casa, entonces puede practicar, estudiar y esto permite que el barrio cambie su cara, su identidad.
¿Cómo se sintieron ustedes cuando se enteraron que la propuesta fue electa?
Felices. Hicimos campaña e imprimimos folletos caseros. Algunas veces, los chicos se quedaban después del ensayo y los hacían a mano: dibujos, caritas, eran muy lindos. Luego, días antes de la votación y el día de las elecciones, la Orquesta salió, tocó en el barrio y se repartieron folletos en las ferias vecinales. Estuvo bueno porque nos avisaron que ganamos un lunes y era día de ensayo, entonces compartimos la noticia con toda la orquesta.
¿Es la primera vez que la propuesta es presentada? ¿Presentaron propuestas en ediciones anteriores?
 En los dos intentos anteriores nos presentamos en el Municipio F, ganamos en ambas oportunidades y todo nuestro esfuerzo fue hacia ese Municipio. En el ciclo 2013 unificamos fuerzas y nos presentamos solo en el Municipio B. Fue un proceso muy lindo porque la idea fue presentarnos y para ello, hablamos con los padres, les planteamos que la idea era poder llegar a los votos y queríamos que ellos se comprometieran. Estuvo bueno porque se movilizó mucha gente, en campañas y saliendo a tocar por la calle.
¿Qué valoración personal le otorgas al Presupuesto Participativo como herramienta?
Me parece que es una herramienta excelente porque realmente construye ciudadanía, nos permite a los ciudadanos de toda la ciudad pensar las necesidades de nuestro barrio, juntarnos para pensarlas porque a uno se le puede ocurrir una propuesta pero necesitamos de otras personas para llevarla a cabo.  Por otro lado, se abren muchos ámbitos: desde el pensar qué necesitamos, la discusión de cómo lo llevamos a cabo y después participar del armado del proyecto, compartirlo y provocar la participación de los vecinos. Es una herramienta impresionante y, más allá de que uno puede llegar a ganar o no con la propuesta, el proceso de juntarse a pensar y proponer es muy interesante.
Compartir