Inicio > Proponentes > Edward Dos Santos: "El PP te da otros horizontes, ganas de seguir"

Edward Dos Santos: "El PP te da otros horizontes, ganas de seguir"

Edward Dos Santos, quien luego de juntar firmas en el barrio, presentó la propuesta de hacer los vestuarios en la Plaza Nº 2 del Municipio C, cuenta su experiencia en el Ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP). 

Entrevista: 
¿Qué lo llevó a presentar la obra?
Salió hablando con todos los usuarios de la plaza, viendo el deterioro de los vestuarios; la gente se quejaba un poco de eso, de la falta de atención en ese sentido. Me surgió la idea con el tema del PP, se lo planteé a la Directora de la plaza y ella me dijo que hablara con la gente de la Comisión de Apoyo. Para darle un poquito más de movida, nos asesoramos con gente del Centro Comunal Zonal (CCZ) y por suerte salió. Todo el mundo se prendió a la propuesta; gustaba porque hacía falta y va mucha gente a la plaza, siempre hay alguien. La gente decía que los vestuarios eran chicos, que no había lugar para cambiarse o bañarse; muchos dejaban de ir por eso. Si podíamos mejorar ese aspecto de la plaza, bárbaro, porque quedaba este debe con los vestuarios.
¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al Presupuesto Participativo?
A través de la televisión y los medios; yo escucho mucha radio. En cuanto a los tiempos, la radio me mantuvo al tanto de la fecha límite para presentar la propuesta.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
Ver justamente lo que le faltaba, como ya se estaba haciendo algo por un lado, el Ministerio da rubros pero no alcanza para todas las mejoras que se necesitan. Me acuerdo que habían unos muchachos que eran no videntes y que iban a la plaza y yo me daba mucho con ellos y claro, en el momento de ir a los vestuarios, a ellos se les dificultaba bastante. Ahí empezó todo. Yo le comenté eso mismo a Gabriela la Directora, ya que estaban arreglando la parte del gimnasio estaba bueno ampliar los vestuarios. Era el granito de arena que faltaba, que los usuarios a través del presupuesto podíamos aportar.
¿Recibió ayuda en la elaboración de la propuesta?
No, básicamente lo hablamos entre nosotros: tratamos de enfocar lo que se quería hacer en ese lugar, porqué y para qué se quería hacer. Yo había presentado un propuesta en el PP pasado y estaba un poco más ducho; me resultó más fácil. Ya sabía qué era lo que precisaba: planos de la plaza, etc. Como había hecho un curso de instalaciones eléctricas, en dónde te enseñaban a hacer planos, con el ex-plano de la plaza hice una especie de bosquejo: cómo es, qué es lo que se pretendía hacer. Se lo presentamos a la comisión a ver si les gustaba o si se necesitaba hacer algún cambio y dijeron que no, que así estaba bárbaro.
¿Cuáles son los beneficios que presenta? ¿Y las principales expectativas que se tienen a partir de su ejecución?
A lo que apuntamos es a que la gente no deje de ir, que sume. Cuanto más lindo esté el lugar, no van a haber cosas que te desagraden, más te va a copar ir. Apuntamos a captar más gente y que la plaza sea más inclusiva; por ejemplo, que puedan ir los muchachos no videntes. Pero claro, los rubros no daban para todo lo que queríamos hacer, y dentro de eso estaban las rampas de acceso para discapacitados, sillas de ruedas, para que más gente se enganchara con la propuesta de la plaza. Hay un montón de cosas para hacer, pero faltaban estos arreglos.
¿Es la primera vez que la obra es presentada? ¿Ya había presentado alguna propuesta en ediciones anteriores?
Con esta obra si. Yo había presentado un propuesta para la Plaza de las Misiones en el PP pasado. En ese momento no salió por un tema legal con el Club Goes, que como contrapartida tenían que arreglar la plaza: como lo tenía que hacer el club, no era válida como propuesta. Yo lo desconocía y ellos tampoco lo sabían; tratamos de hacer un poquito de fuerza a ver si había alguna posibilidad de presentarla, pero no se pudo por una cuestión del club. Y nos quedamos con las ganas. 
¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?
Chochos de la vida. No esperábamos que fuese tanta gente a votar; ese domingo de tarde -el día de la votación- fui y vi que había mucha gente. Quedamos re copados, todos los involucrados estábamos re contentos.
¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?
Es algo buenísimo. Más allá de ser un proyecto de la comunidad, es también un proyecto personal. Después de lo de la Plaza de las Misiones -que no salió- me quedé con esa espina. Pero ahora salió esta obra que fue de las más votadas, un proyecto que se le dió para adelante, y me enorgullece por ser parte de la comunidad y en lo personal también, obviamente. Te da otros horizontes, ganas de seguir, de vincularte con la comunidad y seguir planteando proyectos. De no quedarte solamente acá con ésto de la plaza y seguir presentando cosas nuevas, seguir 'jorobando'. Hablar más con la gente para saber lo que realmente se precisa.
Compartir