Inicio > Proponentes > Comisión Cordón Sur

Comisión Cordón Sur

La Comisión Cordón Sur, del Municipio B, había presentado varias veces en el Presupuesto Participativo la propuesta de instalación de semáforos en los cruces de Eduardo Acevedo y Enrique Rodó; Guayabo y Gaboto. 
 
Entrevista: 

Fue recién en el Ciclo 2011 cuando alcanzó los votos necesarios para que la obra electa pudiera ser ejecutada. María de los Ángeles Rodríguez, referente de la propuesta, explica el porqué de esta necesidad.

¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al Presupuesto Participativo?Por estar vinculada a la Comisión Vecinal.¿Cómo fue el proceso de decisión?Es una propuesta reiterada, esta vez pudimos ir a la escuela y hablar con los padres en el horario de entrada y salida, aunque muchos de esos niños y niñas no viven en el barrio.¿Recibió ayuda en la elaboración de la propuesta?No. Fue llenar el formulario y presentarlo.¿Cuáles son los beneficios que presenta? ¿Y las principales expectativas que se tienen a partir de su ejecución?Va a dar mayor seguridad a las personas para cruzar; ya hubo unos cuantos choques. Los niños van a ir a la escuela y volver a su hogar con tranquilidad. Sucede que ponen el cartel de escuela pero los autos lo arrastran, algunos se bajan y lo retiran para el cordón, yo misma lo ví. Será un beneficio para todos; es una zona muy circulada, pero más para los mayores que incluso van cobrar la jubilación y tienen que tomar taxi. Ni que hablar para la gente con discapacidad.¿Es la primera vez que la obra es presentada? ¿Ya había presentado alguna propuesta en ediciones anteriores?La presentamos dos o tres veces, pero no llegábamos a los votos. En otro momento, me presenté con el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho para la remodelación del callejón. Eso no salió.¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?Me sentí muy bien, porque fue una propuesta que la gente apoyó.¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?Que un grupo de vecinos plasme una propuesta, conociéndose y viendo que es lo mejor para todos en su zona; es muy valioso. Es una forma de usar el derecho y el deber como montevideanos, para tratar de tener un lugar más querible y accesible. Al presentar una propuesta, más que nada el vecino “de a pie” puede sentirse protagonista. En general, cuando las personas se sienten así y se apoderan de una idea o de una acción, cuidan más, sienten que les pertenece. Creo que a los montevideanos nos falta ser localistas, no tenemos ese sentimiento de “mi cuidad”. Sería bueno que los afiches que nos dan para difundir la propuesta sean más grandes, para que la gente los visualice y se haga parte, y que cercana la fecha de concreción de la obra se pongan carteles avisando, en este caso: ”acá van a venir los semáforos”. El Presupuesto Participativo quizá es un camino que se va haciendo hacia una mayor interacción.

Compartir