Inicio > Proponentes > Club Atlético Yale

Club Atlético Yale

El Club Atlético Yale se encuentra en la Zona 3 de Montevideo, dentro del territorio del Municipio C. En 2011, Álvaro Magurno -allegado a la institución- presentó al Presupuesto Participativo (PP) la propuesta de acondicionamiento general de la cancha y espacio del club.

Entrevista: 

Al respecto, comenta las posibilidades que surgirán a partir de la remodelación del conocido Yale.

¿Qué lo llevó a presentar esta obra?
La idea de mejorar las instalaciones. Al club se le hace bastante difícil esta tarea y por eso surgió la presentación al PP. Siempre aspiramos a que sea más que un club de básquetbol; que sea un club social y de barrio. Lograr eso con la capacidad locativa que hay es imposible, entonces tuvimos que mejorar y crecer de a poquito. Como en todo club, se trata de brindar contención a chicos que se encuentren en problemas; de ahí la necesidad de funcionar. Hay más de 100 chicos practicando y el ambiente es muy sano. Queremos que los botijas no estén en la esquina, que vengan a practicar el deporte; aquí no sólo se forman jugadores de básquetbol: se forman personas.
¿Cuáles son los beneficios y las expectativas que presenta?
Va a crecer la capacidad. Hay que aumentar las dimensiones de la cancha, agrandar el techo y hacer el piso flotante. Ésto después viene enganchado a otras obras que el club va a realizar más adelante. También aspiramos a tener una piscina, lograr cosas que en la zona aún no hay.
¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?
Por la televisión. Igualmente siempre estuve atento, trataba de escuchar o buscar en Internet para saber cuándo saldría el PP.
¿Cómo fue el proceso de decisión y elaboración de la propuesta?
Fue todo a pulmón, somos todos trabajadores. Nos gusta ver crecer al club y esa es la motivación principal. Además, los clubes como éste no disponen de buenos recursos, es un barrio de clase media.
¿Es la primera vez que el Club Yale se presenta al PP?
Sí, y ganamos bien. Tuvimos mucho apoyo; el club tiene mucha gente en el entorno y logramos engancharla para que colaboraran. Se trabajó bien y se informó a través de distintos medios, pero lo más importante fueron los afiches, que los chicos de las formativas repartieron puerta a puerta. Acá tenemos la manía de involucrar a los chicos. Todo lo que se hace es para ellos, porque creemos que son parte: son los dueños y los futuros dirigentes.
¿Cómo se sintió al enterarse que la propuesta había sido electa?
Fue una odisea. Soy un tipo que no me gusta festejar si no me dicen realmente “ganaron”. Nos venían diciendo que íbamos bien, pero nos faltaba la versión oficial y la verdad que fue una locura. Justo ese día teníamos un evento con un recital en vivo y cuando lo comunicamos fue una explosión de satisfacción.
¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?
El PP es fundamental y la verdad es que estamos muy contentos. Lo bueno es que ayuda indirectamente a mucha más gente de lo que uno piensa. Lo único a mejorar es la demora en los procesos, pero también entendemos que hay requisitos que se tienen que cumplir. Pero ésto no debe ser una traba para aquello que votó la gente; en el caso de Yale hubo más de mil personas que votaron.
Compartir