Inicio > Proponentes > Centro de Estudiantes de Ingeniería

Centro de Estudiantes de Ingeniería

El Complejo Deportivo, Social y Cultural Faro de Ingeniería recibirá importantes mejoras tras resultar ganador en el Ciclo 2011 del Presupuesto Participativo. Facundo Gil, proponente de la obra en representación del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI), da cuenta sobre esta nueva experiencia.

Entrevista: 

A partir de las obras de acondicionamiento y reforma del subsuelo, el centro abrirá sus puertas al barrio, al Municipio B y a la comunidad en general. 

¿Qué los llevó a presentar esta obra?
El predio pertenecía antiguamente al club de básquetbol “El Faro”, de ahí hereda su nombre. El mismo fue cedido a la Facultad de Ingeniería (FING) y luego ésta lo cede al CEI; en 1997 es inaugurado como centro social y deportivo. Tener un lugar así cuesta mucho, aparecieron cuestiones que no pudimos mantener, por ejemplo, los vestuarios que estaban sin funcionar y en lo deportivo son algo esencial.
¿Qué beneficios y expectativas se tienen a partir de su ejecución?
El hecho es que tenemos un espacio grande que, por distintos motivos, no estamos aprovechando al máximo. Para acondicionarlo precisábamos una inversión: decidimos aprovechar la oportunidad del PP y reformar el faro, arreglarlo y a su vez dejarlo en condiciones para que no quede sólo en los estudiantes, sino abrirlo al barrio. Armamos una propuesta de espacio público con las distintas posibilidades que ésto trae: se va a crear un espacio que va a ser cedido en caso que se necesite; la idea es que lo utilice la gente del barrio para actividades culturales, comisiones de vecinos, la escuela, el jardín de infantes o la FING.
¿Cómo se enteraron de la posibilidad de presentarse al PP?
Nos enteramos por los medios de difusión de la Intendencia de Montevideo (IM). Lo conocíamos de antes, pero no nos habíamos presentado. Esta fue la primera vez.
¿Cómo fue la decisión y la elaboración de la propuesta?
Hacía tiempo que veníamos acumulando la sensación de que estábamos haciendo poca cosa por el faro. Cuando se convocó a participar del PP dijimos: “intentemos por acá”. En el faro hay proyectos hechos por los arquitectos de FING, la parte de arquitectura más o menos estaba pronta.
¿Cómo fue enterarse de que la propuesta había sido electa?
Todo el CEI estuvo metido en ésto, no sólo en la elaboración, sino después a la hora de la difusión. Estábamos muy contentos con lo que habíamos hecho y cómo habíamos logrado movilizar a otros estudiantes; la experiencia fue genial. Nos enteramos días después por correo electrónico, a través de un ex Concejal Vecinal, que fuimos la propuesta más votada. Ese mismo día lo comunicamos y fue un disfrute, por todo el trabajo que habíamos hecho. Todo eso fue la culminación de lo que logramos, mostrar y contagiar con la idea que teníamos para el faro.
¿Que valoración personal otorgan al PP?
Creemos que toda herramienta que tienda a democratizar es positiva, especialmente cuando que se trata de desconcentrar la toma de decisiones. En lo personal, me pone muy contento que se estén realizando cada vez más estas instancias. Es un valor agregado que la gente diga “bueno, acá puedo participar, yo mismo puedo tomar las decisiones”. También le sirvió al CEI porque mostramos otra línea de trabajo, que podemos hacer cosas distintas, y eso para el adentro salió muy bien. Pero lo que más me reconforta es lo que pudimos hacer hacia afuera, mostrar que acá hay estudiantes organizados, que no sólo piensan en sus exámenes o sus cursos, sino también en distintas actividades para el barrio. Fue la primera vez que salimos a decir “mire que existen estudiantes que hacen estas cosas y a los que les interesa trabajar para el barrio”. Eso estuvo muy interesante.
Compartir