Inicio > Proponentes > CAIF El Coyote: "la mayor expectativa es poder recibir más niñas y niños, mejorar y ampliar la educación del CAIF"

CAIF El Coyote: "la mayor expectativa es poder recibir más niñas y niños, mejorar y ampliar la educación del CAIF"

Patricia Pereira Agro es educadora del Centro de Atención a la Infancia y la Familia (CAIF) El Coyote, institución que presentó al Ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP) la propuesta de ampliación su local. Con 387 votos, la obra salió electa en el territorio del Municipio E, y se le destinaron $2.500.000 para su realización. Pereira Agro cuenta cómo fue el proceso y la experiencia del CAIF en el PP.

Entrevista: 
¿Qué los llevó a presentar la obra?
Todos los años tenemos lista de espera; en este momento somos grado uno de CAIF. En la mañana tenemos disponible dos salas: una para niñas y niños de dos años, y otra para niñas y niños de tres; a la tarde sólo contamos con una sala para niñas y niños de dos. Lo que nos pasa es que todos las/os niñas/os que ingresan a la sala de dos, cuando cumplen tres años no tienen un lugar real para ellos, porque sólo tenemos un turno. La idea es poder tener otra sala para niñas y niños de tres a la tarde, así como una sala para niñas y niños de un año. La sala de tres de la tarde está ocupada dos veces por semana por “Experiencias oportunas”, que son niñas y niños de cero a dos años. Esta sala es demasiado estrecha y cuando vienen muchos papás con sus hijos a éstos talleres, es difícil movilizarse y cumplir bien la función de la educadora. De acá surge la necesidad de que la gente tenga su espacio, en donde pueda desplegar su material específico, que luego hay que guardar en la sala porque al otro día de mañana vienen las/os niñas/os de tres. Ésto lleva su tiempo en la limpieza y el armado; se nos va hacer mucho más fácil cuando esté hecha la ampliación.
¿Cómo se enteraron de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?
Yo estaba enterada del PP, voté en los años que se realizó. Es algo que más o menos, desde que arrancó, estuvimos al tanto. Este proyecto que escribimos lo trajo la compañera Andrea Martínez, que fue la que nos motivó a todas: nos planteó presentarnos al PP para remodelar la sala de psicomotricidad y así poder ampliar la cobertura de este centro. Es una zona con un asentamiento muy joven y el CAIF también lo es, estamos cumpliendo 5 años. Lleva un tiempo que ésto se vuelva rutina diaria para el barrio, un espacio a cuidar donde pueden venir todos los niños del barrio. Todos los centros educativos de la zona están llenos. Fue partiendo desde ese lugar, y de las necesidades de acá mismo, que tomamos la decisión.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
En una reunión del equipo se aprobó.
¿Recibieron ayuda en la elaboración de la propuesta?
No. Andrea fue la que hizo todo el proyecto y llamó al CCZ para asesorarse; incluso después hubo que reformularlo. Logramos presentarnos a pocas horas del cierre, vía web. La idea es hacer la segunda planta con una sala de psicomotricidad y otra sala para bebes de un año, con baño para adultos y niñas/os. Luego acondicionar el espacio público que tenemos, la plaza, porque las y los niñas/os no tienen un lugar exterior en dónde jugar.
¿Cuáles son los beneficios que presenta? ¿Y las principales expectativas que se tienen a partir de su ejecución?
La ampliación va ayudar a tener mejores talleres, y también tener un baño para las mamás y los papás que vienen, porque el único baño que hay para adultos es el que compartimos todos. Este año en la lista de espera llegamos a tener 18 niñas y niños de dos años, porque se sabe que tenemos un tope de niñas y niños; no podemos ingresar a todos los niños que queremos. Lo mismo nos pasa en tres, y lo más significativo es que  cuando egresan del nivel dos, todos estos niños que vinieron al CAIF desde bebés no  tienen lugar real para seguir viniendo con tres años. Por eso la mayor expectativa es poder recibir más niñas y niños, mejorar y ampliar la educación del CAIF.
¿Es la primera vez que la obra es presentada?
Es la primera vez que nos presentamos, así que estamos re contentos, que de una salimos exitosos.
¿Recuerda cómo se sintieron al enterarse que su propuesta había sido electa?
La verdad que lo más gracioso fue cómo nos enteramos que salió, porque fue una gran movida de gente que vino ese domingo. Me acuerdo que llegué y estaban todas las compañeras en la feria repartiendo papeletas, hablando con la gente, explicándole porque hay gente que no sabía lo que era el PP. Como vi que habían pila de compañeras de un lado de Av. Italia (norte), me fui para el otro. Un montón de gente que pasaba me decía que no sabía ni siquiera qué votar. El nombre del proyecto, “Ampliación del Coyote”, tampoco nos ayudaba mucho porque no quedaba claro qué es un Centro CAIF. Nos repartimos para dar esa información y la gente se re copó; la verdad que fue bastante votado. Cuando estuvieron los resultados y no salimos primeros, como no nos había quedado claro pensamos que no habíamos ganado, entonces nos enteramos mucho después. Vimos que había salido primero el Club Larrañaga y tratamos de averiguar cuál era la propuesta, porque siempre todas están buenas. Igual estábamos contentos con la movida que se había generado. Nos enteramos que habíamos ganado cinco días después. Mario Espinosa, que es el coordinador general, lo confirmó y nos pusimos muy felices.
¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?
En lo personal pienso que está re bueno pero no creo que sea porque no tiene difusión, sino que la gente no sabe porque no se interesa. Me parece que lo mejor que tiene es que está al alcance de la mano, es decir: yo tengo esta idea, la puedo proponer y capaz la gente se copa y se puede votar. Con mis amigos lo hemos hablado: está bueno pero  muchas veces ganan semáforos o lomos de burro, etc., y particularmente no entiendo mucho, porque no deberían entrar en el PP, son acciones que debería hacer la Intendencia. Yo le doy el valor que realmente tiene; uno vive o trabaja en el barrio y ve cuál es la necesidad. Creo que si la sabés fundamentar y llevar adelante, la propuesta está. Lo más difícil es que la gente pueda distinguir las propuestas, porque los folletos en donde aparecen no son tan claros como deberían. Nos pasó con el nuestro, que decía “Ampliación del Coyote” y la gente no entendía; habían algunos con las fotos y ahí mas o menos visualizabas. Estaban bien, pero hay que buscar que expliquen en pocas palabras qué es la propuesta. El PP para mí es algo buenísimo. Nos pasó en la feria que mucha gente no conocía al CAIF y al enterarse, si estaban con la cédula, iban y votaban. También tratamos de mostrarles todas las propuestas, porque quizás querían votar a otra, ya que se podían elegir hasta dos.
Compartir