Inicio > Proponentes > Basketball Club Layva

Basketball Club Layva

Miguel Passeggi es el Presidente del Club Layva de Buceo y referente de la obra ganadora en el Ciclo 2011 del Presupuesto Participativo (PP). La misma incluye reformas de acondicionamiento y equipamiento en la cancha y vestuarios del club, ubicado en la Zona 5 de Montevideo (Municipio CH). Passeggi, interesado en la idea de generar un club de referencia barrial, cuenta cuáles son los principales puntos a trabajar a partir de la ejecución de la obra.

Entrevista: 
¿Qué lo llevó a presentar esta obra?
El hecho era darle al club y al barrio un ámbito adecuado, colocando un piso de parquet en la cancha. Trabajamos con varias instituciones educativas de la zona; hoy en día es un lugar bastante inhóspito y frío. Queríamos acondicionar el club, que fuera digno para que la gente haga deporte y lograr que se incorporen desde un niño hasta un mayor. La propuesta es simple y pretenciosa: queremos un club de referencia, un lugar cómodo que esté ocupado todo el día. Un lugar para la familia con vínculos de naturaleza humana, sin necesidad de parentesco. Los clubes son fundamentales para crear modelos de conducta, hay que dejar la competencia de ganar por ganar, jugar con excelencia pero con valores. Debemos proseguir y aplicar los valores de nuestros padres y abuelos, lograr modelos que la gente vea en lo que se trabaja y mostrar que funciona. Enriquecer lo cultural junto con lo deportivo. Un deportista formado transmite valores, experiencia, puntos de vista que pueden ser recogidos por la sociedad favorablemente.
¿Existe algún vínculo personal?
Soy arquitecto y colaboré con el techo, pero tenemos más arquitectos en el grupo. Varios técnicos vamos a estar colaborando con mucho gusto, porque es algo que trasciende.
¿Cómo se enteró de la posibilidad de presentar un proyecto al PP?
Nos habíamos presentado en 2006 por el arreglo del piso; hicimos una bituminización y quedó perfecto. Además, ahora está protegido por el techo. Ya cumplimos con un presupuesto, ahora nos presentamos y ganamos de nuevo.
¿Cómo fue el proceso de decisión?
Había mucha mentalidad y esperamos a que saliese la instancia, con mucho ánimo de hacerlo y con un gran apoyo del barrio.
¿Recibió algún tipo de ayuda en la elaboración de la propuesta?
Sí, comentarios de cómo perfeccionarla o a veces una mejor manera de enfocar determinado tema. Uno se pone muy pretencioso y termina pidiendo tanto que no sale. En este caso fue al revés: pedimos menos y por la referencia de los informantes de que era posible aspirar a más, pedimos el total del monto.
¿Cuáles son los beneficios y expectativas que se tienen a partir de su ejecución?
Integrar al barrio en la actividad deportiva, social y cultural. Hay que apuntar a los gurises, darles entretenimiento pero también educación, contención, límites; es un gran paquete.
¿Es la primera vez que la obra es presentada? ¿Ya había presentado alguna propuesta en ediciones anteriores?
En 2006 se pulió el piso y quedó muy prolijo, pero en esa época se pidió muy poco. Queremos el parquet para jugar y competir dignamente. Fomentar deportistas de toda la vida, no de un momento, la idea es apuntar a una continuidad.
¿Recuerda cómo se sintió al enterarse que su propuesta había sido electa?
Muy contentos, además hubo un muy buen apoyo del barrio. Fue la más votada en la zona, siendo un pañuelito tuvimos una buena cantidad de votos.
¿Qué valoración personal otorga a esta herramienta?
Es muy buena, posibilita la ida y vuelta entre el poder y sus beneficiarios. Ésto permite estar en un plano parejo, donde todos damos y recibimos. La iniciativa está muy bien porque no era obligatorio que la hicieran. Sin embargo es interesante que la asuman, lo que hace que sea un gran aporte.
Compartir