Inicio > Concejos Vecinales > Entrevistas > Con Lucía Varela: "Ponerse en el lugar del otro"

Con Lucía Varela: "Ponerse en el lugar del otro"

Lucía Varela tiene 20 años y es la presidenta del Concejo Vecinal 8, estudia Derecho en la Universidad de la República y Lengua de Señas en la Asociación de Sordos del Uruguay. Siempre le interesaron los ámbitos relacionados a la participación, fue delegada en el liceo y conformó el gremio. En la entrevista nos cuenta las ideas innovadoras del Concejo y cómo lo favorece la heterogeneidad de edades y formaciones de sus integrantes.

- ¿Cómo surgió tu interés por participar del Concejo Vecinal?

- Mi interés empezó a partir de una charla con un compañero de Facultad, que ahora también es concejal. Hablando sobre las problemáticas que hay en el barrio, lo que hace falta, las actividades que se hacen, la gente que concurre y sus edades, me comentó sobre la existencia del Concejo Vecinal. Averigüé de qué se trataba y me gustó. Siempre tuve ese “bichito” de querer estar con las personas, de tener un vínculo y ésta era una nueva oportunidad. Además, voy a ser abogada, por lo que me aporta compartir intereses, costumbres y todo tipo de experiencias con otros. A su vez, los vecinos y mi familia siempre decían que me gusta enfrentar los problemas, ver qué se puede hacer y buscar soluciones.

- ¿De qué forma trabajan en el barrio?

- Realizamos recorridas por las subzonas, hablamos con los vecinos, para que nos conozcan y nosotros a ellos, es la forma de establecer un vínculo. También el vecino se comunica con el concejal que ve diariamente y él trae el problema o la situación al Plenario e implementamos un protocolo. Nos informamos y luego invitamos al vecino, por lo general tenemos una hora donde plantea el problema, hacemos preguntas para tratar de esclarecer la situación, al siguiente Plenario tomamos la medida, pasamos el informe a la Unidad que corresponda y se lo comunicamos a los interesados.

- ¿Tienen nuevas ideas para acercarse a los vecinos?

- Trabajamos en las comisiones temáticas, tuvimos la idea de crear la de Comunicación y así no sólo enfocarnos en el boca a boca, sino también en las Redes Sociales, para lograr involucrar a los jóvenes y al vecino que no tiene tiempo para acercarse. Vamos a crear “Concejo Vecinal 8, Municipio E” en facebook e instagram, con historias destacadas de las comisiones, sus integrantes y los días de reunión para que los vecinos se pueden acercar. También vamos a tener fotos y videos de lo que hicimos hasta ahora, como las recorridas por el barrio, los cabildos abiertos y el recorrido de la basura. Básicamente queremos mostrarle al vecino qué es lo que estamos haciendo con nuestro mayor empeño por tratar de solucionarle el problema. A su vez, próximamente haremos un evento, para medir por qué medio el vecino se enteró y obtener información sobre cuál forma de comunicación es la que nos favorece más.

- ¿Cómo definirías a este Concejo en cuanto a sus integrantes?

- Somos un Concejo diverso y pienso que para funcionar en la política social está en su mejor momento, porque tenemos la experiencia de los concejales anteriores, las herramientas que nos da el punto en el que estamos viviendo y tenemos las ideas locas, dinámicas, de los concejales nuevos, que muchas veces desconocemos si algo se puede hacer o no, entonces tiramos las ideas y los concejales que están hace más tiempo nos asesoran. Por lo que me parece que es esencial que haya cierta variedad. También tienen muchas profesiones diferentes, el arquitecto nos habla de las calles, la economista sobre presupuesto, la psicóloga sobre mecanismos de diálogo, lo que nos da un popurrí y eso favorece al vecino.

- ¿Qué aprendizajes has obtenido?

- Creo que muchas veces nos quejamos por cosas que no tienen valor, eso cambia cuando vemos que la otra persona está viviendo algo peor. Es esencial ponerse diez minutos en el lugar del otro y decir “capaz que yo actuaría igual que vos”, primero, porque la persona que está viviendo la situación, sea buena o mala, se siente acompañada y segundo, porque por algo nos postulamos como concejales. A su vez, creemos que con el granito que aportamos, podemos cambiar algo más grande, ponemos todas nuestras ganas para cambiar el barrio, es una pena no poder cambiar el mundo, pero por algo se empieza.

- ¿Qué invitación harías, a partir de tu experiencia?

- Si tienen ganas de hacer política social, de “pelear” por un derecho o problema que tenga un vecino y que gracias a lo que hagan, una persona esté un poquito mejor, vengan. No estamos todo el día solucionando problemas solamente, no tenemos una fila de 70 vecinos en cada Plenario, sino que tratamos de que sea dinámico. Participamos en las comisiones, pasamos un buen rato con nuestros compañeros, nos contamos las experiencias que tiene cada uno, aprendemos más de la realidad del otro y tratamos de mejorar el barrio. Me gustaría que participen más chiquilines, principalmente de otras circunstancias, que estudien otras cosas o piensen diferente, para poder lograr algo más inclusivo.

 

Compartir