Inicio > Concejos Vecinales > Entrevistas > Con Carlos Rodríguez: "Honrar la oportunidad ser concejal"

Con Carlos Rodríguez: "Honrar la oportunidad ser concejal"

Carlos Rubén Rodríguez, chapista de 52 años, es el actual presidente del Concejo Vecinal 6. Desde temprana edad se ha interesado por mejorar el barrio donde vive. En diálogo con nuestro portal, nos cuenta las expectativas y proyectos que se están trabajado para la zona.

- ¿Cómo te acercaste a trabajar al Concejo?

- Yo soy de un pueblo de Paysandú, de Quebracho, y trabajaba en cuestiones sociales en clubes sociales y en organizaciones de cooperativas. A los 16 años ya teníamos algo parecido que se llamaba Centro de Promoción Humana. Hace seis años que me mudé a Malvín Norte, ahí empecé a ver cantidad de necesidades. Como tengo facilidad para llegar a los medios para lograr cosas, la gente se me empezó a acercar y empecé a trabajar en el barrio sin ser concejal.

- ¿Cómo surgió tu interés por ser concejal?

- Fue más que nada para lograr llegar más a los actores sociales, como el municipio y el Centro Comunal, desde otro lugar. Llegar más fácil para lograr cosas para el barrio.

- ¿Qué expectativas tenés de esta experiencia?

- Más que nada ayudar al barrio. Tenemos varios proyectos, por ejemplo el de inserción laboral en el que estamos trabajando en los asentamientos. Un poco acercar a la gente a actores que los puedan ayudar. O sea, esa gente vulnerable no tiene ni los medios ni la capacidad para hacerlo. Más que nada hacer un trabajo social.

- ¿Qué objetivos se han planteado?

- No tenemos como proyectos a largo plazo, vamos trabajando con lo que va surgiendo. La que tiene un objetivo más claro es la Comisión de Asentamientos que es darle trabajo a esa gente que necesita.

- En lo que es descentralización y participación, ¿de qué forma actúa el Concejo en el territorio?

- Nosotros estamos trabajando en comisiones. Cada comisión -de asentamiento, infraestructura, cultura- va haciendo sus proyectos, se reúnen una o dos veces al mes y después tenemos una mesa de trabajo donde interaccionan todas las comisiones. Todos plantean sus proyectos pero participan todos los concejales. Nosotros ahí compartimos los proyectos y opinamos, porque si bien a algunos nos gusta la Comisión de Asentamientos, a otros Cultura, a otros Infraestructura, todos estamos involucrados en el territorio entonces tratamos de aportar todos voces.

- ¿Qué temas son relevantes en la zona?

- Infraestructura está trabajando con predios que están sucios y un poco en las calles. Por ejemplo, calles que no hay veredas y que están siendo muy transitadas porque ha cambiado un poco el tránsito en el territorio con todos los arreglos que se están haciendo en Avenida Italia. Otro tema es que hay una cantidad de autos en la calle desde hace años que están tirados obstruyendo el tránsito.

Cultura ya salió de lo que es la actividad de carnaval y está empezando a ver de hacer algún espectáculo para niños, pensando en trabajar un poco también en el Día del Niño, para hacerlo con tiempo y bien organizado.

En la de Asentamientos estamos haciendo relevamiento, preguntándole a la gente de los asentamientos cuánto tiempo hace que no trabaja, qué experiencia laboral tiene y estudios, estamos trabajando también integrándolos con cursos. Tenemos un proyecto de dos cooperativas formadas. Y también viendo las necesidades, estamos trabajando el desalojo del asentamiento en Progreso y cosas que van surgiendo. Por ejemplo, ahora ando hace tres días en la vuelta con un señor que tiene la casa en el borde del arroyo Malvín y se le está por caer. Entonces se hace llegar un expediente con fotos y hacemos de nexo entre la intendencia y el barrio para buscar una solución.

- ¿Cómo es el intercambio con los vecinos?

- Por lo general hacemos publicidad en los almacenes de algunos proyectos y un poco boca a boca. Uno de los proyectos que yo consideré es el integrar muchos vecinos al Concejo, porque ví que había muy poca integración de los vecinos. Era como que los concejales actuaban entre ellos, hace dos o tres años había muy poca actividad y se iban yendo porque no tenían metas fijadas u objetivos y se aburrían, ahora la idea es que cada uno se integre a una comisión. En las comisiones, por ejemplo, elegimos un referente y le dimos la posibilidad de que la hiciera con concejales y vecinos. Siempre se está haciendo hincapié en que se integren los vecinos, que en realidad también es agrandar el campo de trabajo de cada barrio. La respuesta de los vecinos es muy buena.

- Nos contabas que la gente se acerca con el boca a boca y se conoce de esa forma, ¿cómo se enteran de las fechas que hay plenario y que ustedes son concejales?

- Claro, nosotros también nos integramos a las reuniones del barrio y a los clubes, y ya les vamos dejando un itinerario de reuniones y los invitamos. Una cosa que estamos haciendo ahora son plenarios itinerantes. Nosotros tenemos un problema y es que nuestra sala de Concejo está en el Municipio F, esto nos dificulta mucho para integrar vecinos. Entonces la idea es que fijamos el lugar con anticipación y nosotros vamos por almacenes, ponemos afiches, hablamos con los vecinos, tratamos que los concejales de esa zona también traten de hablar con todos los lugares como escuelas, comercios, cosas que ahí abarcamos. Por ejemplo, el plenario pasado fue en la “ComunaMujer”, en Avenida Italia y Propios, entonces nosotros planeamos hacer ahí el Concejo y hacemos todo un trabajo en la zona haciendo publicidad y hablando con lo vecinos. El próximo pensamos hacerlo en CUTCSA.

- Si tuvieras la oportunidad de hablar a todos lo vecinos de tu zona para invitarlos, ¿qué te gustaría decir?

- Mira yo por lo general los involucro en los problemas. Les doy participación y eso los engancha, yo creo que si vos los invitas a una reunión y hablas y hablas y no les das participación, la gente se aburre. Entonces trato de involucrarlos, darles algún cometido y la gente se engancha y sigue viniendo.

- ¿Cómo siente la diferencia de cómo funciona el Concejo de acá y su experiencia en Paysandú?

- Vos sabes que es bastante parecida. Lo que agarré fue un Concejo muy politizado. Yo el primer día que vine acá, los conocí no por fulana o Margarita o Rosa, los conocí por: éstas son las del “frente”, éstas las “coloradas”, éstas son las “blancas”. Era una batalla, pero hoy por hoy se perdió eso y hay mucha armonía. Yo los hice ver que somos todos vecinos que el partido político acá no les va a servir de nada. Que ser blanco no te va a dar méritos, porque hay gente a veces que siente que tiene que venir a defender el partido al Concejo y no es así, venís a defender al vecino. Una cosa que les hago hincapié, a veces, es que tienen que honrar lo que el vecino les dio, que es la oportunidad de ser concejal.

Compartir