Inicio > Articulos > Un lugar de encuentro para el barrio
10.11.2015

Un lugar de encuentro para el barrio

Desde hace cinco meses, el club de Baby Fútbol Pablan, ubicado en el balneario Pajas Blancas, cuenta con un nuevo salón multiuso, mejores baños y vestuarios para que las niñas y niños que asisten a las prácticas y partidos se sientan más cómodos. Esto se debe a la obra electa del PP Ciclo 2013, que permite refaccionar la infraestructura de distintos clubes de baby fútbol del Municipio A. Roberto Donato, presidente del club y vecinas del barrio nos transmitieron su opinión sobre la iniciativa.

Fundado el 25 de agosto de 1998, el club situado en Cap. Pedro Castro y Ramón Clairac ha cambiado su aspecto en comparación a sus inicios. Una serie de mejoras edilicias y de su cancha, transformaron el lugar para alegría del vecindario. La propuesta, ayudó a crear un salón para reuniones y eventos y mejorar los baños que según Donato “son los mejores que existen en todo el baby fútbol”, expresó con orgullo.

Aunque la inauguración de las obras es reciente, ya han tendido pedidos de diferentes grupos sociales del lugar para realizar reuniones allí. Donato afirmó “lo que nos interesa es cuidar el lugar. Por ejemplo, cumpleaños y fiestas particulares no se van a hacer, eso está definido. Pero si va a haber muchas actividades sociales”. Asimismo el barrio cambió porque tiene un espacio cómodo, limpio y en buenas condiciones para que grandes y chicos puedan disfrutar en familia.

El esfuerzo y las ganas de sacar la iniciativa adelante tuvieron sus frutos para todos y todas las que forman parte de la institución deportiva. Estos se vieron el día de la apertura a las nuevas instalaciones, el pasado 30 de mayo, que como expresó Donato “en ese momento sentimos tranquilidad”, y enfatizó “este es un cambio de calidad, en donde poder estar y juntarse a hacer reuniones con los padres”.

Dos vecinas, ambas de nombre Patricia, se encontraban mirando la práctica de sus hijos mientas esperamos a Donato, que entre risas y tácticas, ayudaba a los niños a lanzar la pelota al arco. Destacaron el buen uso que se le está dando al salón, donde entre otros, se brinda la merienda a los niños que asisten a las prácticas de fútbol. Además concordaron entusiasmadas sobre el cuidado del sitio por parte de todos los residentes de la zona. Donato, coincidió con ellas: “todo el mundo respeta, nadie se mete a la cancha en horario que no sea de práctica”

Son 120 niños y 20 niñas las que concurren y gozan de la renovación semana a semana. Desde tres a 13 años son las edades de los y las futuras revelaciones del fútbol uruguayo que tienen la oportunidad de salir del Pablan o simplemente juegan allí el deporte que tanto quieren.  

Compartir