Inicio > Articulos > Un espacio abierto al barrio
18.05.2016

Un espacio abierto al barrio

Ubicado en Nuevo París, el Colegio y Liceo San Francisco de Asís cuenta, a raíz de una propuesta presentada al Ciclo 2013 del Presupuesto Participativo (PP), con un renovado gimnasio que es disfrutado tanto por estudiantes de la institución como por vecinos y vecinas del barrio. En entrevista con el portal PP, uno de los directivos y dos funcionarios del espacio contaron que se sienten muy conformes con la obra.

El Colegio y Liceo San Francisco de Asís, más conocido como SANFRA, es un centro cooperativo de enseñanza que se encuentra en la calle Llupes esquina Vitoria y lleva allí ya muchos años. La propuesta del PP en el lugar, que comprende el acondicionamiento del área deportiva, resultó electa con 845 votos, y tuvo una inversión de $ 2.500.000. Uno de sus directivos, Gerardo De León, sostuvo que desde la culminación de la obra, a principios de 2016, “hay gente que está con los ojos en el lugar, pensando en utilizarlo”

Es condición y característica de todas las ejecuciones del PP ser de uso público. En este caso la directiva de la institución se encarga de dialogar con las personas interesadas y de armar un cronograma para que pueda ser utilizado por toda la comunidad de la manera más eficiente.

Actualmente hacen uso del local deportivo una escuela de fútbol y handball para niños y niñas en edad escolar y los llamados “Sábados recreativos”. Ambas actividades dependen del centro educativo y son gratuitas y abiertas al barrio. Además todas las mañanas el gimnasio recibe a estudiantes de la UTU de Paso Molino y los miércoles de noche a una delegación de vecinos, padres y funcionarios del colegio que practican fútbol. Asimismo De León agregó que tienen “unas cuantas organizaciones interesadas”. En relación al cuidado que le dan los beneficiarios, el directivo expresó que es muy responsable.  

El profesor de la escuela de fútbol y funcionario del SANFRA, Sergio Lima, contó que antes la actividad se realizaba en una cancha de pasto que se encuentra en el patio, “ha ayudado pila, porque si era un año lluvioso se suspendían muchas clases”. Rodolfo Silvera, también funcionario de la institución, asiste los miércoles a los partidos de fútbol. Como punto a destacar mencionó que el espacio es disfrutado por gente de todas las edades. A modo de reflexión, tanto Lima como Silvera coincidieron en que la obra resultó un gran aporte para Nuevo París y la comunidad en general.  

Compartir