Inicio > Articulos > “Que los barrios mejoren lo máximo posible”
08.10.2019
Con Hugo Coitinho

“Que los barrios mejoren lo máximo posible”

Hugo Coitinho fue electo presidente del Concejo Vecinal 18 y éste mes culmina su período. A lo largo de su vida ha integrado distintas organizaciones sociales que buscan apoyar y fortalecer la convivencia y los barrios. En la entrevista contó cómo trabaja el Concejo para desarrollar el territorio.

¿Cómo surge tu interés por participar del Concejo Vecinal?

Desde siempre he militado en lo social y en política, trabajé en la Comisión de Fomento y fui fundador de un barrio, en el cual, trabajando y viéndolo crecer, también integré la Comisión Fomento. Después que uno entra en un lugar hay que relacionarse con otros lugares similares o instituciones oficiales donde hay que gestionar cosas.

¿Hace cuánto tiempo trabajas en el Concejo?

Empecé en este período. Nunca lo había integrando aunque anduve siempre alrededor o participando de la descentralización. En 1993 fui parte de la primera Junta Local del Centro Comunal Zonal 18 hasta que fui electo edil departamental, otro trabajo diferente pero relacionado. Me fuí a los dos años y pasé a integrar la Comisión Fomento de mi barrio de vuelta durante ocho años. Luego quedé desocupado socialmente y resolví integrarme a colaborar en el Concejo Vecinal. Tenía expectativas de salir electo como titular pero no esperaba salir presidente. Éste período es de 36 meses, así que lo dividimos en cuatro subperíodos, el de diciembre a agosto ya se cumplió y éste mes cambia la Mesa así que me voy al otro lado del mostrador del Concejo.

¿Cómo hace el Concejo para desarrollar la descentralización?

Para escuchar a los vecinos en general tenemos una instancia en cada sesión de recibirlos. Cuando un vecino viene al Concejo lo recibimos y escuchamos la propuesta que trae, en general es el primer tema que se toca. Tenemos reclamos sin presencia también, mandan una carta, hablan por teléfono o mediante algún concejal que anda en la zona vemos que no sucedan cosas anormales o atípicas. Además, trabajamos con las casi 30 Comisiones de Fomento que hay en el territorio. La zona tiene más de diez kilómetros de largo y unos cinco kilómetros de ancho y en todo ese largo hay barrios muy separados.

¿Qué temas consideras que son más relevantes para tratar en la zona?

En este tiempo de país productivo, de implantación y emprendimientos logísticos, todo ese crecimiento está siendo un gran problema por el transporte pesado en los barrios. No siempre respetan las rutas habilitadas para el transporte pesado y los que conocen las zonas saben que atravesando tal barrio llegan más rápido. Ahorran camino y no tienen en cuenta, o tienen en cuenta y no les importa, que es un barrio con casas cerca de la calle. En algunos barrios se ha logrado sacar porque incluso han hecho emprendimientos dentro de los barrios chicos. Es toda una lucha y los conflictos que se establecen en base a una causa positiva, que es el crecimiento de la producción, los crean los camiones.

A nivel general, el tema de la vivienda también es un gran problema porque mucha gente se ha ido para la periferia y no todos pueden ir a un lugar bien equipado, de ahí derivaron los asentamientos que hay. La zona socialmente tiene mayor índice de pobreza, sobre todo en la infancia, y contra todo eso hay que combatir junto al Municipio que está haciendo una gran labor.

¿Qué tipo de actividades hacen para fomentar la participación de los vecinos?

Tenemos un propósito de descentralizar las reuniones y hacerlas en los barrios. Hay unas cuantas comisiones más o menos bien distribuidas en la zona que tienen un salón social con espacio para reunirnos. Por otro lado, algún concejal que otro visita su barrio y vé cómo marcha. El Concejo también trabaja en base a Comisiones Temáticas. Tenemos muy activas la Comisión de Obras y Servicios y la Comisión de Cultura. También hay una gremial de los productores que es muy fuerte y mantienen relación con la Comisión de Trabajo y Producción ya que el Concejo tiene un titular delegado de ellos. Ahora hay otro Centro Cultural en Paso de la Arena, que se llama Julia Arévalo, y se inauguró a principio de este mes, el nombre es en homenaje a una mujer que fue la primera legisladora de América Latina.

¿Qué desafíos tiene a futuro el Concejo?

Está siempre la aspiración de tratar de conservarlo lo mejor posible, con la mayor participación y que los barrios mejoren lo máximo posible. A veces nuestros tiempos y el entusiasmo va mucho más adelante que la disponibilidad de la administración, es nuestro conflicto. Como desafío hacer que este Centro Cultural Julia Arévalo funcione bien. Es la última obra muy significativa para la zona, que está además en la centralidad del Paso de la Arena. Y después que las actividades anuales siempre salgan bien organizadas.

Compartir