Inicio > Articulos > La importancia de representar al barrio
09.08.2018
Concejos Vecinales

La importancia de representar al barrio

El próximo 11 de noviembre se llevará a cabo una nueva elección de propuestas para el Presupuesto Participativo y de Concejales Vecinales en los diferentes barrios de Montevideo.

Todo aquel que esté interesado en postularse como concejal o concejala vecinal para ser portavoz ante las autoridades municipales, departamentales y nacionales acerca de las necesidades y propuestas de su barrio, tienen plazo hasta el 10 de agosto para hacerlo.

El primer paso es inscribirse y completar el formulario en el Centro Comunal Zonal correspondiente o descargarlo de la página de la Intendencia, montevideo.gub.uy. Para esto debe ser mayor de 16 años, tener residencia personal, laboral o social en la zona. Presentarse respaldado por la firma de 20 residentes del barrio o, por nota de institución u organización social. Luego se le llamará desde el CCZ donde se inscribió para comunicarle dónde debe realizar el curso de información y capacitación sobre cuales serán los roles, cometidos y responsabilidades en caso de ser electo.

Los concejales vecinales trabajan integrados en el Concejo Vecinal, que está formado por 15 a 40 miembros de las diferentes zonas.

Dichos Concejos son organizaciones sociales, privadas y autónomas, integradas por vecinos y vecinas. Están regulados por la Junta Departamental de Montevideo y reconocidos por el gobierno departamental y municipal. Creados en 1993, funcionan como portavoces de las necesidades, demandas y propuestas del barrio ante las autoridades nacionales y municipales.

Los concejales trabajan honorariamente. Pueden ser personas interesadas por su zona y, representantes de organizaciones sociales, religiosas, culturales o deportivas. Se ubican entre los primeros actores que iniciaron y facilitaron el proceso de descentralización en el departamento de Montevideo adquiriendo representatividad a partir de elecciones vecinales directas por voto secreto.

Entre otros cometidos, está el de elaborar proyectos y planes de obras y servicios a la comunidad, organizar y promover actividades culturales, deportivas o solidarias y participar en la organización y evaluación del Presupuesto Participativo. También pueden aportar a la elaboración del presupuesto y los planes de gestión de los municipios.

Los aspirantes podrán ser impugnados si desempeñan cargos políticos a nivel nacional, departamental o municipal. También si son funcionarios que cumplen su actividad laboral en el municipio al que aspiran postularse como concejal vecinal.

Los Concejos funcionan a través de dos órganos: el Plenario, que es el órgano máximo, y la Mesa Ejecutiva, que se encarga de llevar a cabo lo resuelto en el Plenario. Existen además en el Concejo las Comisiones Permanentes que tienen cometidos específicos y son creadas en el Plenario. Los plenarios y las Comisiones Permanentes del Concejo Vecinal son públicos. Los titulares tendrán voz y voto, mientras que el resto de los participantes no podrán votar pero sí hacer uso de la palabra, siempre y cuando el Concejo Vecinal lo tenga así definido.
 

Postularse como concejal vecinal para representar al barrio y hacer algo significativo por su gente es otra instancia que tiene la ciudadanía montevideana para participar de la larga tradición democrática que tanto nos identifica.

Compartir